Genética, causante del 30% de casos de epilepsia

Cuando nosotros, o un familiar muy cercano padece epilepsia, una de las preguntas más frecuentes es ¿Por qué? ¿Cuál es la causa de la epilepsia? Según los datos de la investigación presentada por los especialistas de la Unidad de Epilepsia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, al menos el 30% de los casos de epilepsia tienen como causa una mutación genética.

Las causas de la epilepsia son muy diversas, además de las mutaciones genéticas, las lesiones cerebrales derivadas de accidentes, tumores o ictus son las principales. Los avances registrados en test genéticos y la posibilidad de recurrir a cada vez mayor cantidad de fármacos han cambiado la realidad de la enfermedad.

Con los fármacos es posible controlar al 70% de los pacientes epilépticos, pero el 30% es fármaco-resistente y tienen que probar varios medicamentos para encontrar alguno que les funcione o a terapias alternativas, y si ningún tratamiento consigue ayudarlos, se convierten en candidatos a cirugía.

En España, de 400,000 epilépticos sólo el 10% es candidato a la cirugía, que resulta efectiva en 80% de los casos. Dentro de las opciones quirúrgicas se encuentran dos modalidades: la primera opción consiste en la extirpación del área cerebral donde se localiza el daño que ocasiona las crisis convulsivas, la segunda opción consiste en la intervención en los mecanismos que generan las convulsiones para poder reducir la frecuencia y gravedad de cada crisis.

Cuando se consigue conocer la zona cerebral donde se producen las crisis convulsivas, es más fácil brindar un tratamiento oportuno y efectivo, con el que el paciente deje de sufrir poco a poco y tenga una mejor calidad de vida. El Electroencefalograma (EEG) y la Magnetoencefalografía (MEG) son técnicas efectivas para localizar las áreas cerebrales donde se producen las crisis de ausencia o las crisis convulsivas.

Cómo responder ante una crisis convulsiva

Para un epiléptico uno de sus principales conflictos son los estereotipos sociales, que muchas veces ocasionan rechazo hacia quien padece epilepsia. Estos estereotipos vienen del desconocimiento general sobre el trastorno y la forma de actuar frente a una crisis convulsiva; las recomendaciones más importante que brindamos en nuestra Clínica de Epilepsia son:

  1. No dejar sólo al paciente
  2. Tumbar de lado al paciente para evitar que se ahogue
  3. Aflojar la ropa
  4. Despejar el área donde convulsiona para evitar golpes
  5. Proteger la cabeza colocando una almohada o suéter
  6. JAMÁS introducir objetos en su boca
  7. Esperar a que la crisis termine sola
  8. Si la crisis dura más de 5 minutos o se repiten varias crisis en intervalos menores a 10 minutos, llamar a una ambulancia
  9. Mantener la calma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *